Detecta el estrés en perros: 15 señales a tener en cuenta
24 mayo, 2017
0

Detectar el estrés en perros si que no es una tarea fácil. Siempre que acojamos a un nuevo compañero de cuatro patas las dudas nos invadirán y es más hasta puede que seamos nosotros los que nos estresamos por la presión que asumimos para hacer que todo fluya muy bien, tanto en casa como con los vecinos. Ya, si es muy pequeño y no termina de aceptar que ya no estará con su manada puede que se ponga a llorar y llorar.  Y si es grande puede que sea muy efusivo con las personas que lleguen a casa, nuevas o no, o que haga sus necesidades en lugares inapropiados entre otras cosas que tenemos que corregir de la mejor manera. Pero, y si no lo hacemos como debe ser y termina nuestro perro más estresado que nosotros.

El estrés en perros dependerá de su raza ya que según el tipo tienden a ser más o menos nerviosos. Asimismo puede ser una consecuencia del miedo, la ansiedad o la exaltación. Si no se detecta y reduce el nivel de estrés en perros, según los expertos, puede disminuir su sistema inmune, aumentar la actividad gástrica, la frecuencia cardíaca, así como aumentar sus hormonas antidiuréticas y sexuales (en los que no están castrados). Después de una situación que le genere estrés, el perro libera adrenalina entre los 2-15 minutos y pueden pasar varios días hasta que se estabilice y si se repite la misma situación varias veces puede convertirse en problemas de conducta o hiperactividad. En los peores casos, también le puede producir problemas de salud.

También te puede interesar: Ansiedad por separación en perros: conoce cómo detectar y aliviar los síntomas.

estrés en perros detectar y reducir

 

Si piensas que tal vez tu perro está estresado, entonces es mejor que detectes si tiene estrés y así identifiques algunas situaciones que pueden provocarlas. Por eso tienes que observar con detenimiento sus actos. Para ello hemos hecho una relación de señales de estrés en perros que pueden ayudarte a salir de la duda.

1.- Aumenta la frecuencia de orinar y defecar. De un día a otro nos damos cuenta que las salidas habituales no bastan y nos encontramos con orines o excrementos dentro de casa.

2.- Salivación excesiva. Es usual que saliven más cuando les mostramos su comida o golosina preferida, pero si no hay ninguna de las dos de por medio no debería hacerlo.

3.- Hiperactividad. De acostumbrarnos a sus ratos tranquilos vemos que no para de ir de un lado a otro o de hacer coger cosas,vamos de una travesura a otra.

4.- Diarreas y vómitos. Casi siempre se da después de una situación estresante.

5.- Deja de comer. Empiezas a encontrar su cuenco (plato) medio lleno o hasta lleno. El estrés le quita el apetito. 

6.- Jadeo. También se produce luego de una situación estresante y no por que haya corrido demasiado.

7.- Aumenta su ritmo cardíaco. El ritmo cardíaco de un perro dependerá si es cachorro, va más rápido alrededor de 220 latidos por minutos, que de uno adulto su ritmo cardíaco normal se reduce, 60 a 160 latidos por minuto dependiendo de su tamaño. Así que en ambos casos si percibes que sobrepasan la frecuencia esto también es una señal.

8.- Bebe más agua de lo habitual. Habéis llegado de dar la vuelta y como siempre toma agua, pero notas que bebe más de lo normal o lo encuentras tomando más agua en otro momento.

9.- Conducta y autolamido obsesivo. Si, ellos también se vuelven obsesivos cuando tienen estrés. Puede ser por un objeto en concreto un juguete o por una persona. En el primer caso no deja que nadie lo coja y en el segundo no deja que nadie se le acerque. También tienden a lamerse una y otra vez cualquier parte de su cuerpo hasta hacerse daño.

10.- Pérdida de pelo. Los perros mudan generalmente el pelo dos veces al año. Por ello, si encuentras más pelos de costumbre y muy seguido puede que no sea un cambio de pelaje.

11.- Pereza extrema. Si tu perro, de la noche a la mañana se pone lento e inactivo en ese caso tiene letargo. La reducción de su actividad habitual también nos indica que puede sufrir alguna enfermedad.

También te puede interesar: ¿Tu perro está enfermo? 10 señales de alarma

estrés en perros señales

12.- Exaltación en determinadas situaciones. Tienes que observar cuando alguien llega a casa, la conducta que asume tu perro en el recibimiento, si salta y salta, lame, gime, da vueltas, etc. esta secuencia de actos demuestra su exaltación ante una situación. Lo normal es que se acerque y mueva la cola, pero no que den un salto hacia la persona y depende del tamaño puede hasta tumbarla al suelo.

13.- No presta atención y pierde la concentración. Si presumías de un perro muy obediente y ahora tienes un perro despistado que no te presta atención cuando le indicas algo o si lo está haciendo lo deja y se va a otro lugar. También puede que esté estresado.

14.- Bosteza más intenso que lo normal. Tu perro también bosteza, pero usualmente lo hacen después de un estímulo desagradable. Y si ese estímulo es repetitivo hasta convertirse en estrés, el bostezo normal pasa a ser más intenso. El bostezo ocasionado por estrés viene acompañado generalmente con otras conductas como la evitación o las orejas hacia atrás.

15.- Músculos rígidos. Lo has sacado de paseo y se encuentra con su archienemigo, lo usual es que se quede mirándolo o que pase olímpicamente de él, pero ahora observas que si se queda mirándolo se pone tenso y si lo tocas percibes rigidez en su musculatura. Pues, se nos ha estresado.

Una vez que hayas observado y comparado todas las situaciones en el día a día de tu perro podrás descartar o confirmar si tiene estrés. En el caso de que lo tenga tienes que empezar lo antes posible a gestionarlo (evitar situaciones que lo ocasione o si tu eres el creador del estrés, puede que estés muy estresado por el trabajo, familia, etc, entonces intenta no trasmitirlo a tu perro) y así le evitarás problemas de conducta o salud. Sí, en lo que concierne a conducta puede degenerarse y convertirse en agresivos, de un ladrido normal a un ladrido crónico. Y en salud, suelen a adquirir enfermedades infecciosas, descalcificación, entre otras. Además tienden a querer estar solos ya que pierden el interés por las relaciones social lo que provoca el hiperapego a los dueños.

En otro artículo daremos pautas para reducir el estrés en perros, no te lo pierdas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
mautic is open source marketing automation