¿Cómo saber si has herido los sentimientos de tu perro?
14 marzo, 2017
0

¿Alguna vez te has preguntado si has herido los sentimientos de tu perro? Muchas veces encontramos que nuestro querido amigo de cuatro patas está cabizbajo o meditabundo y no entendemos el por qué de su estado. Si recién ha llegado a casa o si ya tiene tiempo viviendo en la familia, hay ciertos momentos o detalles que nosotros no podemos distinguir pero que nuestra mascota lo asimila y confunde su conducta.

Según un estudio científico realizado por la Emory University en Atlanta, Georgia, confirma que los perros, y probablemente los demás animales, también tienen emociones. Por ello, hemos recopilado las 5 formas de cómo herir los sentimientos de tu perro que esperamos sea de ayuda y conseguir evitarlas en el día a día. Nuestras mascotas son lo mejor que nos puede pasar y es nuestra responsabilidad devolverle lo mismo.

1.- Si castigas su temor

Tal vez un día has visto a tu perro que se esconde o tiene las orejas caídas o mete su cola entre sus patas o gruñe, pues son señales que nos indica que no está cómodo en ese momento. Lo ideal para tu mascota es alejarla de la situación que lo altera con calma y en silencio. En ese instante es importante no levantar la voz (gritar) o ser muy asertivo ya que puedes empeorar la situación. Este comportamiento temeroso puede ser malentendido o parecer como agresivo. Si surgen continuos episodios es mejor contactar con un entrenador personal.

sentimientos perro

2. Dedicarle poco tiempo para jugar

Llegas a casa tarde y con muchas cosas encima que solo te dejan dar una caricia en cualquier parte del cuerpo de tu perro. Esa caricia no es lo mismo que le dediques tiempo para jugar a solas. Una de las prioridades que debemos tener es reservar un poco de nuestro tiempo para nuestras mascotas. Podemos realizar una actividad que más disfrute nuestra mascota como un paseo por el parque, jugar con la pelota o estar juntos descansando en el sofá. Este gesto les dará felicidad y los relajará.

3. Si recuerdas sus faltas

Casi en la mayoría de las familia es un miembro que entrena ellas quien entrena a las mascotas o contratan a un entrenador para la mascota cumpla las reglas de la casa. Pero en determinadas ocasiones surge que no las cumple. En este caso tenemos que investigar los motivos ya que pueden se por una enfermedad física o porque tal vez pasó mucho tiempo sin poder ir. Por ello no podemos gritarle o recordarle la mala conducta ya que no le enseñamos a corregirla sino que nos empezará a tener miedo y lastimamos sus sentimientos.

4. Si le das reglas inconsistentes

Alguna vez lo hemos hecho. Si lo hemos entrenado para que no se suba a los sofás y luego lo hemos subido nosotros para dormir juntos, esa situación los confunde. En una casa hay muchas reglas que cumplir tanto por nosotros que por nuestras mascotas. No llevarlas a cabo como se debe hacer y luego castigar a los que las infringen es no ser consistentes. Así que si no queremos herir los sentimientos de nuestras mascotas debemos dar el ejemplo y cumplirlas.

 

5.- Alejarlo de ti, abandonarlo

Debemos recordar que antes de tener a nuestra mascota con nosotros esta perteneció a una manada de la que fue alejada. Una vez que la acoges en tu familia se siente que pertenece a un nuevo grupo y tu serás su mundo entero. El cariño que desprenderá hacia ti no tiene precio ni límites. Tu perro no es un objeto que tiene fecha de caducidad al que puedes tirar y comprar otro. Alejar tu mascota de ti o abandonarla es una de las peores formas de herir sus sentimientos. Nunca lo hagas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
mautic is open source marketing automation